Érase una vez las suculentas…

Para la Real Academia Española (RAE) la palabra suculenta es sinónimo de jugosa o exquisita. A su vez, la palabra exquisita significa alta y extraordinaria calidad, si por otro lado buscamos la definición de calidad, esta se relaciona con el valor de algo. Así podríamos indagar sobre la conexión semántica que tiene la palabra “suculenta” con conceptos y definiciones de buena procedencia.

Lo anterior nos lleva a pensar que la concepción misma del nombre de estas pequeñas plantas fue completamente acertada. Felicitaciones entonces a Don Federico Suculentus III por prestar su bien ponderado apellido para nombrar a tan excelentes personajes (información no oficial que circula en el bajo mundo de la información).

Las suculentas son en si suculentas (jugosas) por su gran potencial para albergar agua, generalmente superando el promedio de almacenamiento de las plantas tradicionales. Lo anterior se logra por la constitución misma de sus tejidos internos.

Pero para no volver este texto tan técnico y tedioso, terminamos por ahora compartiendo algunos motivos por los cuales las amamos:

  • Se siembran de una forma demasiado simple.
  • Son una de las especies de flora más diversas que existen.
  • Son excelentes capturadoras de dióxido de carbono (CO2) por lo cual constituyen un excelente purificador de aire.
  • Son muy fáciles de cuidar.

Enamórate tu también de las suculentas.

“ No me hagas elegir entre tú y las plantas, algunas plantas”

Love of Lesbian



Publicación más antigua Publicación más reciente


  • @profugoamorcarmelitano en

    Casi no vuelven.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados